Acerca de este libro

Juan Carlos Mena

Cuando en 1994 comencé a tomar fotos de rótulos y señalamientos, atraído por su desenfado y originalidad, el rotulismo era un arte en desuso que había sucumbido paulatinamente ante el uso de técnicas más modernas para publicitar los productos en muchos países, sobre todo los más desarrollados. La estandarización de los cánones del diseño detonados por la globalización del mercado y la cultura impusieron estilos gráficos reconocibles en cualquier parte del mundo. 

Sensacional proponía volver la mirada a una gráfica que no por ser autóctona o popular, era menos efectiva que aquella que provenía de las escuelas de diseño y arte. 

Además de la presencia de los rótulos en comercios y calles, hay determinadas actividades como el cartelismo, impresiones publicitarias, novelas gráficas y empaques de productos que han desarrollado un lenguaje gráfico propio. Cuando vemos a simple vista un cartel, puede distinguirse por la tipografía utilizada, su color y su composición gráfica si se trata de un baile grupero, de una lucha o de un teatro de revista: hay un estilo ad hoc para cada actividad que  indica la presencia de una inmensa riqueza e imaginación. La creatividad de generaciones de impresores y diseñadores sin título han creado un entorno visual fascinante que no sólo no había sido reconocido, sino que se consideraba anticuado y corriente. 

La característica que tienen en común es su factura: los autores no siguen las normas de la academia, las convenciones de la composición plástica ni, mucho menos, las últimas modas, porque no las conocen. Sin embargo, pertenecen a gremios o forman parte de una tradición y, por ello, su trabajo tiene un estilo. Sumado al ingenio de los propietarios y sus ideas de cómo comunicar al consumidor las virtudes de sus productos, el resultado es casi siempre un híbrido, combinación de la habilidad gráfica y la audacia.

Sensacional!

Sensacional de diseño mexicano es una exhaustiva investigación icnográfica de la creatividad mexicana que cuenta con más de 500 imágenes de rótulos, carteles, empaques, letreros y demás anuncios pintados sobre puestos callejeros, pequeños comercios, bardas o mercados de todo el país, cuya originalidad y diversidad contrastan con su modesta factura y técnica. Acompañan a este viaje por la imaginería del mexicano un curioso texto de Carlos Monsiváis escrito sobre el lomo del libro, así como reflexiones acerca de este tipo sui generis de creación publicitaria escritas por el ex líder del grupo de rock Talking Heads, David Byrne, el director de arte de la Revista de Libros del New York Times, Steven Heller, el director de arte digital de Estudios Disney, Isaac Víctor Kerlow, el escritor mexicano Emiliano Pérez Cruz, el pintor francés Hervé Di Rosa, creador del concepto de “arte modesto”.

“Este libro nos recuerda que por debajo de la petulancia y los logotipos todavía hay seres humanos” David Byrne

“La nostalgia por el diseño que se muestra en este libro es una tentativa conmovedora por parte de desencantados como yo que buscan recuperar el alma perdida” David Byrne